Cuando los culpables de la crisis eléctrica somos nosotros y la Semana Santa

por J. O. Guevara


De donde vamos a sacar billete para rumbear esos días extras…?

@ERGUACHARO, Cuenta de Twitter de Benjamín Rausseo (Er Conde del Cuácharo)

Y es que en definitiva, este gobierno ya no sabe más que hacer para intentar sacarse la lacra de la crisis eléctrica de encima. Me dirán aguafiestas, o chimbo, o escuálido quejón, pero, lamentablemente las medidas aplicadas (incluida la belleza que acaba de ser decretada -por micrófono-) por la administración de los socialistas de Estado, no está dando resultado. Pareciera ser que inclusive estuvieran cerca de abolir el trabajo, por considerar que el esfuerzo productivo es un “gasto innecesario”, por muy orwelliano y suicida que parezca. (Esto último es una exageración, por si acaso)

Claro, serán brutos, pero no estúpidos. La administración Chávez se ha dado a la tarea de culpabilizar al ciudadano común y a “El Niño” como los únicos factores que inciden en esta crisis eléctrica nacional. Solo factores que vienen de afuera, y las únicas cosas que hacen son inaugurar plantas de generación distribuida (contaminan como un basurero y no son del todo eficaces). Todo esto hasta que al Comandante Fausto le dió por actuar decentemente:

http://www.noticias24.com/actualidad/noticia/148986/ali-rodriguez-pide-la-renuncia-a-todos-los-directivos-de-las-empresas-electricas/

Voy a examinar un punto en específico, con respecto a decretar esto en una Semana Santa. Particularmente, ya pareciera que he olvidado todo el sentido religioso de la Semana Mayor (Quien se quiera flagelar el viernes santo, es totalmente libre de hacerlo, digo yo) y toda la conmemoración pascual por la cual este país, tradicionalmente cristiano y católico, suspende las actividades y goza de varios días libres.

Viéndolo desde esta perspectiva, pues el decreto se decretó (valga la redundancia) de manera bastante inteligente, aprovechando los días feriados, de tal manera que no interfiera radicalmente con el aparato productivo nacional (que ya sabe a que atenerse). Otra cosa es que hubieran decretado una semana completa de parada en días perfectamente laborables.

Claro, lo anterior no justifica el hecho de que el gobierno esté empeñado en echarnos la culpa de algo en que tenemos poco que ver. Yo no me voy todos los días a hacerle mantenimiento a las turbinas del Guri, y creo que la mayoría de la población tampoco interviene directamente en la operación y mantemiento de las centrales eléctricas. Así que el gobiernito debería dejar de echarle la culpa a factores exógenos y verse un poquito en el espejo, no vaya a ser que le haya crecido la nariz…

Planta Centro está en el suelo, el Guri tiene varias turbinas paradas desde hace mucho tiempo, y estos chavistas ignorantes pretenden hacerlo funcionar en el nivel de emergencia… Todo por mariqueras políticas y populistas de hacer que las personas “se sientan bien” hasta que sea tiempo de apagar todo y sacar las tanquetas para defender-la-magnánima-y-gloriosísima-revolución-del-ataque-de-las-hordas-fasistas(sic.)-y-de-la-derecha-internacional-burguesa-y-apátrida-mesma. Ah, y no rueguen que las centrales de Caruachi y Macagua nos salven de esta. Da tristeza y temor decirlo, pero es lo que se nos puede avecinar. La pregunta no sería ¿Se va a parar Guri?, sino ¿Cuando volverá a encenderse?

Y aún así este gobierno de turno pretende echarle la culpa a “La cuarta república” del problema (que yo sepa, todavía estamos en ella) y, por ello, todo fue culpa de Caldera y de los adecos… Y sigo preguntándome. ¿Entonces por qué coño padecemos este problema en el onceavo año de gobierno, y no en el primero o segundo? ¡Misterios de la Ciencia Revolucionaria!

Y aún así este gobierno nos echa la culpa. Cierra negocios, nos raciona la luz. Cuando en realidad el esfuerzo para ahorrar energía debe ser tarea de todos y de todas (Sí, como en el comercial) y que el arma más efectiva para el ahorro de energía es la educación, desde jóvenes, para valorar al planeta que se está, lentamente yendo a la mismísima mierda por culpa de la sobreproducción y la cosa del abuso de los recursos naturales.

Para ello se debieron lanzar programas de educación y de apoyo al ahorro energético desde hace años… Pero como pasó con las recomendaciones de la OPSIS, se limpiaron el culo con estas ideas, hasta que ya es demasiado tarde para ponerse a repetir como loros “Ahorrar energía es tarea de todos y de todas”.

Pedirle peras al olmo está bastante difícil, sobre todo cuando, por ejemplo, deciden lanzar los cronogramas de las actividades del bicentenario del 19 de Abril solo con meses de antelación (quizá un año), mientras que países como Chile tienen tiempo en su organización de las fiestas bicentenarias (de hecho, tienen planificando todo esto desde la administración Lagos en ese asunto), tanto así que han restaurado la bandera original de la Jura de la Independencia (y eso lleva tiempo), mientras que acá le regalamos sables (que los pagamos tú y yo con nuestros impuestos y nuestro petróleo) a asesinos de Estado y a promotores del terrorismo como a Ahmadinejad y a Gaddafi quienes hipócritamente se asumen como liberadores de pueblos.

No he de negar que estamos surfiendo una sequía bastante perjudicial, el problema está es que el gomierdo no asume su resposabilidad. Y le echa la culpa a todo lo vivo, menos a ellos mismos. La Historia ha demostrado que estas faltas de humildad y de voluntad política degeneran en cosas malas.

Cuando dejemos de dejar nuestras responsabilidades en el totipotente Estado, ya nos daremos cuenta de que un país no progresa con una maquinita que saca real del suelo, ni con créditos extraordinarios. Administrar la riqueza con sentido de escasez es fundamental, ya que por definición, nadie tiene dinero suficiente, y las riquezas se agotan, por ello se reproducen.

Cosa que la Robolución Vomita ha descuidado por completo, siendo los resultados obtenidos, comparados las toneladas de billetes que le entraron al país, paupérrimos (Las misiones y de vaina). Y eso que no he hablado del parón económico que significa el no producir por tres días (más los días tradicionalmente feriados de la Semana Mayor)… Si se tomó una semana para ahorrar energía, es que la vaina está grave. Igualmente considero necesario Ahorrar Energía y hacer todo lo humanamente posible dentro de nuestras casas para colaborar.

Con razón Adam Smith maldijo a las naciones que se sostenían por minerales (oro, plata, diamante, petróleo). Estamos saliendo del letargo a coñazos, y el gobierno está en pleno síndrome de abstinencia con sus delirios y paranoias a millón, o si no me creen, pregúntenle a Álvarez Paz entonces… ¡Aprendamos y no caigamos tres veces en la misma piedra!

Y hablando de caer en la misma piedra:

Anuncios