La arrechera quema… literalmente.

por J. O. Guevara


___________________________________

Ya con el tema de la bandera venezolana y esas vainas que suelen aparecer, el patriotismo pareciera que andara a flor de piel en la mayoría de la gente (por lo menos, la mayoría que he llegado a conocer). Así como una cosa aparece, su opuesto también puede florecer. Así al enervado e histriónico patrioterismo chavista, parece que es correspondido con desdén visceral al patriotismo venezolano por parte de otras personas, que pueden tomarlo como componente de su ideología (por ejemplo, yo) o como simple reacción ante el uso casi extático y politizante de los símbolos estatales por parte del gobierno. Este sería el caso de el estereotípico caso de los opositores extremos.

Y parece que ese desdén se convirtió en arrechera… Según la noticia, este ciudadano venezolano, luego de comer en un restaruante y hospedarse en un hotel en Trinidad, fue expulsado de ambos lugares por “falta de pago”. Me imagino que la magia del cupito de 400 $ de CADIVI hizo efecto.

Tanta fue la arrechera que se dirigió a la embajada, pidió asilo diplomático y luego quemó la bandera.

Moraleja: Contra las cosas de uno, y con el esfuerzo del trabajo de uno, ningun trapo por más “santo” que sea vale de algo.

Mi opinión: Como acto simbólico BIEN HECHO. A pesar de que fuera un acto de violencia irracional, lo cual, asusta…

Para recalcar: Uno tiene derecho al producto de su trabajo y a sacar el dinero que uno pueda. Ningún gobierno comunista (o el que sea) tiene el derecho de regular cuanto coño puedo comer o gastar en el exterior sino yo mismo, en base a mis necesidades o caprichos (se imaginarán que la gente que puede usar el cupo CADIVI, trabaja y puede pagar la conversión -no son precisamente parásitos-).

El control de cambio y su uso es eminentemente político… Es una red de pesca para evitar que los capitales se vayan al exterior, gracias al ambiente tan “prospero” para trabajar (por algo cayó el PIB -por una serie de políticas económicas que no valen la pena discutir ahora-, haciendo que las cosas valgan más cada mes y nuestra moneda de mierda se vuelve más mierda y menos moneda) y la crisis no empeore de manera que aparezcan los estallidos sociales y la estabilidad del gobierno se ponga en duda. Aparte de imposibilitar los viajes y hacer que los ciudadanos se queden comprando los productos del mercado interno (quizá como una medida de fuerza para hacer que el que pueda viajar, no lo haga y se quede “comprando venezolano” y contribuyendo con impuestos a esta cuerda de ladrones).

Acá está el link de la noticia.

Espero que esta arrechera no pase de mas… Este tipo de cosas auguran vainas malas.

Anuncios