A propósito de la muerte de Franklin Brito

por J. O. Guevara


Yo no tengo otro símbolo, ni otro principio excepto aquel de la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano: Libertad, Igualdad, Seguridad, Propiedad. Como la Declaración de los Derechos, yo defino libertad como el derecho de hacer cualquier cosa que no perjudique a otros. Nuevamente, como la Declaración de Derechos, yo defino la propiedad, provisoriamente, como el derecho de disponer libremente de la propia renta, de los frutos del trabajo y la industria. Aquí está la totalidad de mi sistema: libertad de conciencia, libertad de prensa, libertad de trabajo, libre cambio, libertad en la educación, libre competencia, libre disposición de los frutos del trabajo y la industria, libertad ad infinitum, libertad absoluta, libertad para todos y siempre.

Pierre Joseph Proudhon

El socialismo cesáreo y militar del cual se quejaba Camus, cobra otra víctima. El estado “no se dejó chantajear”, y el colectivismo irracional ganó otra vez.

El derecho de la gente a producir riqueza no debería ser vulnerado. Tanto el trabajador como el empresario, el capital y el trabajo, son binomios fundamentales que se deben respeto y apoyo mutuo. Ante todo, como ciudadano, veo que al gobierno no le importa nada la vida de nadie para construir su revolución exclusiva y su particular proyecto de socialismo. Y como mutualista, aquél que ocupe un terreno, legítimamente adquirido para trabajarlo, es el dueño de él mientras lo trabaje (como muestra la historia del Sr. Brito para recuperar su derecho a trabajar).

El socialismo bolivariano no pasa de ser una mala mezcla de socialismo cubano -dictatorial y estatalista-, nacionalismo patriotero, militarismo tradicional y conservadurismo de “buenas costumbres” y “prudente ignorancia”, aparte del toque consignatario que tiene su pensamiento revolucionario (si es que tal cosa puede ser llamada “revolucionario”).

Y como proudhoniano, vuelvo a repetir con sus mismas palabras:

“La Propiedad es un Robo, (…) La Propiedad es Libertad”

Es un robo la propiedad ganada ilegítimamente, a través de robo, fuerza y usura. Es un robo la propiedad usada para hambrear a los trabajadores condenándolos a salarios de miseria sin posibilidades de tener participación en la empresa, es un robo la propiedad pública mantenida a través del expolio impositivo y mantenida pésimamente gracias a igualmente pésimos incentivos orientándose casi siempre por intereses irracionales y meramente políticos.

Es libertad la propiedad ganada legítimamente, a través del libre comercio, intercambio entre individuos y asociaciones libres, la propiedad bien entendida -la propiedad privada-. Es libertad cuando permite al ciudadano usarla como herramienta de progreso y prosperidad para sí, y para la sociedad en su conjunto.

Que esta muerte sirva de lección, y no se use groseramente por intereses ajenos. La defensa de la propiedad como herramienta de prosperidad es fundamental para la construcción de una sociedad libre. Propiedad popular, propiedad privada para todos.

Franklin Brito, murió el 30 de agosto luego de varias huelgas de hambre para protestar una decisión del INTI que decidió usar sus tierras sin su consentimiento para "certificar" la invasión que grupos chavistas habían hecho de su tierra... aparte de su despido como profesor y la expulsión de su casa.

Que la tierra le sea leve. Y que el ejemplo nos sea severo. Ejemplo de dignidad hasta sus últimas consecuencias.

______________________________________________

Anuncios