¿Deber o Derecho? ¿Obligatorio o no? ¿Legal o no? Sobre la ley de Alistamiento y Conscripcion militar

por J. O. Guevara


________________________________________

Cuando un militar se asume como Presidente de la República, cosas como estas pueden pasar. En fin. Cuando los militares por alguna cosa se definen como intrínsecamente superiores a los civiles, ya la puerta está abierta a los despropósitos.

Pues sí, ahora voy a tragarme mis palabras, y le voy a reconocer dotes superiores a los militares:

1- Violan los Derechos Humanos como pocas instituciones en el mundo. Especialmente si tenemos en cuenta que la guerra y todos los males asociados a ella, llegaron a un nivel de depravación en el siglo XX, haciendo que fueran artífices de genocidios y guerras inútiles… Armenia, El Holocausto, Escuadron 731 japonés, URSS, Vietnam, Afganistan e Irak.

2- Ladrones del erario público por definición. Al ser una institución cara, que produce muy poco (si se trata de defensa nacional, pregúntenle a los guerrilleros y a los contrabandistas en la frontera), se ve obligada a ser sostenida bajo impuestos de la población productiva. Una forma de parasitismo socio-político no muy distinta a la del capitalismo crony.

Para un anarquista, el ver a esta institución ser alimentada bajo exacción (robo, en cristiano) no es demasiado diferente a que la mafia mantenga a sus gangsters con tributos extraídos de los negocios en donde opera.

3- Son portadores de elevados valores “morales” tales como el sexismo, el machismo, la discriminación (la palabra “civil” es usada como insulto por muchos de ellos, acá en Venezuela) la obediencia ciega y sin chistar, la verticalidad y la jerarquización abyecta.

4- Particularmente en Venezuela, las Fuerzas Armadas se han degradado a tal punto que son un monigote al comando del “Máximo Líder Revolucionario”, que encabeza una revolución política que enarbola el denominado “Socialismo del Siglo XXI”. Esto por supuesto violando el artículo 328 de la Constitución de la República en donde supuestamente son un organismo “apolítico” y “no deliberante”… Han llegado al extremo de poner música de Alí Primera en plena represión y recurren casi siempre a la identificación explícita con el “proceso” de “cambios”, todo ordenado por su comandante en jefe…

5- Y hablando de degradación, estos cuerpos suelen ser utilizados por el Estado en casos de máxima emergencia para garantizar su supervivencia y para asegurar el parasitismo de la clase política y de las clases económicas privilegiadas con monopolios. Algo intolerable para cualquier ser humano decente que se precie a sí mismo.

6- Son un monopolio de la defensa y de la violencia ¿Que que tiene de malo eso?

Explico… Los monopolios, según la teoría austríaca de la economía, no son eficientes por naturaleza, ya que pervierten directa o indirectamente las fuentes de información (los precios) necesarias para la distribución de recursos o de capital gracias al dominio total o casi total de los recursos y por la ausencia de competencia. Como consecuencia de tal locura económica, la administración de dicho servicio se vuelve caótica e ineficiente… Siendo el monopolio de la defensa y la violencia, el Estado suele no economizar y malgastar recursos en las Fuerzas Armadas, haciendo que esta institución sea excesivamente cara, especialmente para países que les vendrían muy bien dichos recursos para la sanidad y la instrucción.

Y como buen mutualista, pues no distingo porqué un monopolio de la violencia sea mejor, más práctico y más ético que cualquier otro monopolio denunciado por los mutualistas clásicos (Los famosos “Grandes Cuatro” de Benjamin Tucker, -Dinero, Tierra, Patentes, Aranceles-)

Por estas razones, me considero antimilitarista, con todo lo que eso implica.

Soy Civil, no necesito cuadrármele a militares, no quiero manejar armas de guerra, no quiero que me griten órdenes, y mucho menos le digo “Comandante” al “Presidente”.

___________________________________

¿Porqué toda esta gritería “apátrida” con la Ley de Conscripción?

Fácil. Dos motivos

Primero, es inconstitucional, y no porque lo diga Jesús Guevara, sino por la discordancia entre los articulos  1 y 6 de la ley de Conscripción, y el artículo 134 de la Constitución de la República…  lo pueden ver aquí, y aquí (Para ir al grano, la Constitución dice que el servicio militar es optativo, no obligatorio, mientras que la ley de Conscripción menciona que es un “deber” -es decir, obligatorio- para todos los venezolanos el colaborar en la defensa de la nación)

Esta ley establece un registro militar (obligatorio, y ya veremos porqué) que no aparece en ninguna parte de la constitución, y puede ser un precedente peligroso, ya que al entrar en dicho registro, se está a disposición de lo que digan las autoridades militares… Sobre todo en tiempos en donde el Estado tiene que apretar… Además, los únicos atareados constitucionalmente para la defensa nacional, son las Fuerzas Armadas, no los civiles. El registro militar obligatorio pierde su lógica (y su legalidad).

Segundo, arremete contra derechos civiles garantizados por ley: Si uno no se inscribe en dicho registro, no se puede tener acceso a institutos de educación superior o diversificada, no puede tener acceso a licencias de conducir, ni derecho a tener un empleo. Aparte de la multa exhorbitante de 12 unidades tributarias (Al momento de publicación de este post, el total de la multa para personas naturales es de 700 Bs. aproximadamente) lo cual dice mucho acerca del posible uso de esta ley. Si no me creen, léanse la ley, que no muerde.

Sobre un posible recule de los fachas rojos-rojitos para la revisión de estos aspectos y las multas, pues, para eso recomiendo ver las noticias más recientes.

Anuncios