La regulación de internet en Venezuela es una mierda. ¿Porqué?

por J. O. Guevara


A los pocos y acomplejados lectores que ven por casualidad este espacio, un saludo.

No creo que sea alguna sorpresa que este blog esté algo abandonado, así que he decidido desempolvarlo, solo ligeramente…

Este comentario lo acabo de ver en Noticias 24, y muestra el extremo al cual puede llegar un fanático político con tal de hacerle la vida miserable a sus hermanos, solo por favorecer su particular y exclusiva utopía social-fascista.

http://www.noticias24.com/actualidad/noticia/185455/reporte-cnn-polemico-proyecto-oficial-para-la-regulacion-de-internet/

otra vez por si no entendieron
OK?
dejemos esto claro
solo 35% de los venezolanos usan internet
la inmensa mayoria son escualidos (por fin son mayoria en algo, los felicito)
al otro 65% de los venezolanos NO les importa internet
los cerros no van a bajar porque les cierren su preciado internet
ustedes se van a quedar ciegos, sordos y mudos
y los gringos no los van a ayudar
asi como no ayudan a los chinos ni a los iranies ni a los cubanos
tanto vendepatrismo para nada
JAJAJAJAJAJAJA

Aparte de ese típica negación revolucionaria de las cosas que no les convienen, la miopía mental, las faltas de ortografía y el tono prepotente producto de creerse amo y señor del país junto a Chávez. Es prácticamente una ridícula y estúpida pataleta con ínfulas de regaño infantil.

Ahora bien ¿censurarle?

Uno de los más importantes legados de la civilización occidental es aquella corriente prorazón o racionalista que se asentó definitivamente (por ahora) gracias a los esfuerzos de los filósofos de la Ilustración. Como fiel defensor de la ilustración, toca hacer a un lado el emotivismo y la desesperación para pasar a la táctica y la estrategia.

Los enemigos de la razón, la irracionalidad al servicio de la política y el pensamiento mágico-político expresada en la creencia en la totipotencia del Estado para conformar y modelar a la sociedad hacia la utopía, a modo de ingenería social vuelven a la carga para arrebatarnos la libertad y el derecho a criticar-burlar-aconsejar-persuadir y a ser criticados-burlados-aconsejados-persuadidos de manera libre. Esta vez, tratando de tocar a la internet (un medio de comunicación que, podríamos calificarlo de anarquista, es decir sin autoridad central y ejemplo de conocimiento descentralizado y de acceso libre).

Estos adversarios atacan nuevamente y de la manera más vil y ramplona aprovechándose de la emergencia de miles de seres humanos que se quedaron sin enseres y/o sus casas producto de las lluvias (algo de cambio climático se asoma por allí) y de la mala planificación, así como de la no tan ocasional falta de mantenimiento de quebradas, alcantrarillas y demás (y eso que estamos en un país tropical).

La regulación y censura como pretenden esta panda de comunistas será un esfuerzo oneroso y caro. Necesitarán dinero extra, técnicos especializados e infraestructura adecuada para poner en marcha el punto de acceso único de internet. Y eso que no he mencionado el esfuerzo de encontrar “cosas censurables” y evadir a quienes usen proxys o cosas de esas.

Otra perla es esa estúpida analogía de comparar la TV con la Internet, llegando al punto de sugerir “horarios” al estilo de la Ley Resorte para el uso de internet. Como diría un español… ¡Pa mear y no echar gota!

El autor de esta perla es, Calixto Ortega.

Para ello recomendaría la clásica regla de “netiqueta” con los contenidos sensibles… Si no te gusta. No entres.

Ahora bien, me importa un comino lo que digan, siempre que sea una estupidez como la anterior. Pero eso no me da derecho a pedir a la página que censuren ello solo porque no me guste o no me convenga. En una sociedad occidental contemporánea, se actúa de la manera voltariana, pudiendo detestar u odiar lo que alguien dice, pero sin prohibir en un principio su libre expresión… La libertad de expresión tiene que cumplir la misma condición que todas. Cumplir el Principio de No-Agresión: es decir, que su expresión no venga sucedida de violencia física contra personas o propiedades legítimas.

No estoy de acuerdo con lo que dices, pero daría mi vida con tal de que puedas decirlo. – Francois Marie Atouet (Voltaire)

Voltaire mencionó su famosa frase en tiempos del despotismo ilustrado y absolutista que cundía en Europa. Que su frase se vuelva de gran importancia en este país y en este siglo, da muestra del atraso en el que nos estamos sumiendo. Cuando la crítica y el llevar (por ejemplo) camisas con el famoso “¡HUGO, ME CAGO EN TU REVOLUCIÓN!” son pretextos para ser arrestado por milicos sin oficio al mando de dirigentes y cargos ignorantes que no saben definir ni defender su proyecto de manera lógica y racional, sin recurrir a falacias, malinterpretaciones, emotivismos populistas. Todo ayudado por la merengada mental de las arrechas en que se convirtió el “Socialismo Bolivariano” con su mezcla de Nacionalismo, Militarismo, Socialismo Estatal, Mercantilismo, Capitalismo de Estado o Crony, Populismo, Internacionalismo político e Imperialismo económico-petrolero.

El control de internet, en un caso ideal, solo sería éticamente aplicable en caso de delitos (pornografía infantil, extorsión, secuestros, et cétera) que impliquen agresión efectiva a personas físicas o a propiedades legítimas, que se realizen usándolo como medio… Y solo a quien lo hizo. Cerrar la internet entera (o prohibir su uso a todos) porque cuatro enfermos pederastas les de la gana de hacer lo que hacen, sería equivalente a dejar de respirar para evitar tener gripe o matar una mosca con una bomba nuclear. Cualquier intento de regulación por motivos políticos es excecrable y un insulto para las mentes librepensadoras. A mi me da igual que neonazis, comunistas, anticlericales con ganas de comer curas, fundamentalistas cristianos evangélicos/católicos o islamistas radicales se expresen por internet (siempre que no agredan como consecuencia de ello) a pesar de detestar profundamente sus ideologías y métodos. Contra ellos, están las armas de la persuasión, la crítica y el pensamiento racional. Y la autodefensa (armas) como último recurso contra agresiones físicas de liberticidas como ellos. Si ellos propagan basura en los medios, pues toca contrarrestarla con razón.

Atacar la “integridad moral o ética de la nación” o “a las ideas socialistas bolivarianas” es otra mariquera metafísica que la sacan de no se donde. Por ello especifico lo de “agresión a personas físicas” (de verdad, de carne y hueso, que sufren y lloran) y a propiedades legítimas (lo ganado legítimamente con trabajo propio, producción, comercio o regalo) que sirven como materialización efectiva de la libertad personal… Las personas tienen derechos, las ideas no. Censurar internet para proteger cualquier entelequia (más si es una entelequia fracasada como el socialismo estatal) de la más mínima crítica es una locura.

Sé perfectamente que este jodido sistema no funciona por mutiplicidad de razones. Y en un mundo justo, estos  experimentarían su cosa rara dejando en paz a quienes no quieren hacerlo. Para eso habría que presuponer la multiplicidad de sistemas (panarquía) y la descentralización política. Pero no…

Esta gente no es libertaria. Son liberticidas. (Con la excusa de los “niños”, el “pueblo” y las lluvias, arrementen para imponer su exclusivo modelo de sociedad guste, o no guste)

Esta gente no es republicana. Son autoritarios. (¿A quién más se le ocurrió lo del “gas del bueno y me lo meten preso”?)

Esta gente no es justa. Son oligarcas. (El boliburgués que roba de PDVSA o de otro organismo público y tiene su buena vida gracias a la explotación política, como ejemplo clásico)

El Estado no es tu papá, ni tú eres un niño (supongo). Madura y aprende. No dejes que decidan por tí.

¡¡ME CAGO EN LA REVOLUCIÓN!!

LIBERTAD, IGUALDAD Y COOPERACIÓN ¡AUTOGESTIÓN Y ANARQUÍA!

Anuncios