Un rant obvio, o breves comentarios a la última perla de Dante Rivas

por J. O. Guevara


Una cosa para los desubicados tipo Dante Rivas que insisten con lo de la yuca importada…

Esos dólares no son de ningún pueblo. El dólar es una mercancía, tiene valor y la gente paga por él (como cualqier otra mercancía). Los dólares son en un inicio de quién los paga. Yo los compro, por eso son míos.

Y los dólares no son de ningún Estado (aquí entra la necesaria sutileza). El Estado los administra en virtud de una Ley (Ley del Régimen Cambiario de 2003) bajo varios organismos y se reserva el derecho de imponer el precio al cual se va a pagar y cuantos se pueden usar. Nada más. Es un gerente, no el dueño.

El rollo es que Venezuela es un Petro-Estado, y como tal, come y respira por el petróleo (96% de sus exportaciones).

Más cosas: La única empresa petrolera es propiedad del Estado (produce dólares por venta de petróleo), dichos petrodólares se van al Presupuesto general del Estado y a fondos parafiscales (FONDEN et.al.) para ser gastados alegremente, y además, consumimos como mínimo un 60% de cosas importadas pagadas en dólares, por supuesto (alimentos, medicinas y repuestos, sobre todo) gracias a la progresiva destrucción de las grandes empresas y la producción nacional vía controles de precios (no funcionan; los atenienses en el siglo V A.E.C. lo hicieron y miren que bien les salió…), impuestos elevados (aumentar impuestos en recesión… ÉEEXITO), expropiaciones, regulaciones tontas y (dentro de las últimas) una ley del trabajo muy rígida.

Aparte, que con una tasa de cambio (falsa, inexistente, ficticia) de 6,30 Bs./$ u 11 y algo por doya, es mucho más fácil (incentivos, dice el loro economista) importar cualquier porquería que producirla acá (abrir un negocio en penesuela tarda meses de trámites idiotas).

Eso quiere decir que el control cambiario en la práctica es darle la capacidad del Estado de tener un control soviético de la economía (planificación centralizada) dado que la mayor empresa que genera ingresos en dólares es PDVSA… No se extrañen de las colas, ni del caerse a coñazos por un paquete de harina de maíz, ni de la decadencia generalizada. Eso también pasaba en la Unión Soviética y en el Bloque Oriental.

Nos pasa lo mismo que a los socialistas porque aplicamos su sistema. Ese es todo el rollo.

La Guerra Económica es un cuento estúpido de gente que no tiene ni idea de economía básica y que solo quiere estar en el poder engañando al gentío. Estos fenómenos ocurren incluso en países donde la oposición ha sido ELIMINADA del mapa político, gracias al sistema de dictadura del partido único Marxista-Leninista (primera característica del socialismo según Kornái). Así que el saboteo (más allá de casos aislados, de haberlos haylos) o las “conpiracione” son meras excusas que no esconden un sistema tonto, arrogante y monstruoso.

Feliz y leve 2015.

Anuncios